En estos lugares se filmó Harry Potter

La saga del mago más conocido por niños y adolescentes de todo el mundo, no solo se rodó en estudios cinematográficos sino que, además, aprovechó varias locaciones que ofrece las calles y lugares típicos de Inglaterra.

Por Bernardita Cruz Baraona / @bernicruzmr

La historia cuenta que J.K. Rowling ideó la exitosa serie que relata las aventuras de un joven mago, sentada en un tren de Manchester a Londres. Ahí, esperando llegar a la estación de destino, dio vida en su imaginación a una obra que la ha dejado como una de las autoras más importantes del siglo.

Es que Harry Potter ha logrado conquistar tanto por la historia, como por los personajes, que se desenvuelven en reconocibles lugares con aires británicos. De hecho, fueron ellos mismos quienes han encontrado en diferentes lugares de Inglaterra y Escocia, similitudes enormes con sitios que salen en las películas basadas en la obra.

Y la verdad es que no están tan equivocados. Porque si bien las escenas principalmente se rodaron en los estudios de Warner Bros., sí se aprovecharon varios parajes de Inglaterra para filmar.

Trenes mágicos

King’s Cross, que en la vida real es una estación de metro, en la saga de Harry Potter es la puerta de entrada a un mundo de magia. Así es, porque todos los aspirantes a mago debían llegar hasta ese lugar para tomar el tren que los conduciría a Hogwarts, al famoso colegio de magos.

En la actualidad, entre las plataformas 9 y 10, incluso hay un carro que pareciera atravesar el muro del andén simulando una de las escenas más icónicas de la película, cuando los niños traspasan los ladrillos para llegar a una estación paralela llena de búhos, varitas, sombreros y hechizos.

En el filme, los exteriores corresponden a las afueras de Hotel St. Pancras Reinaissance.

Otra estación de trenes que aparece en la película es la de Goathland en North Yorkshire, Inglaterra, que en la cinta es el lugar de desembarco de los pasajeros del Hogwarts Express en la villa Hogsmade.

Oxford mágico

La prestigiosa universidad de Oxford sirvió como locación con varias de sus escuelas. Por ejemplo, la biblioteca de Hogwarts, donde millones de trucos llenan las páginas de libros, se grabó en la biblioteca Bodleian.

Las escenas de la enfermería del colegio de magos se rodaron en la Divinity School, un lugar que aparece en más de una oportunidad en la saga.

Y el maravilloso comedor donde todos los alumnos de Hogwarts se reúnen cada día, se filmó en el Christ Church College, St Aldate’s.

Además, varios pasillos e icónicas escaleras forman parte de las edificaciones de la prestigiosa casa de estudios.

Exteriores del colegio mágico

Muchos fanáticos se preguntan dónde queda el impresionante edificio que sirve como colegio de magos en la película. La verdad es que la enorme construcción no existe en la vida real ya que los exteriores se grabaron en diferentes edificaciones de Inglaterra y Escocia.

Algunos de ellos son la Catedral de Durham, el Castillo Alnwick y la Catedral de Gloucester, todas construcciones normandas.

Leadenhall Market

Cuando Harry y sus amigos necesitan abastecerse de materiales para sus estudios de magia, llegan al Callejón Diagón.

En la vida real, se trata del Leadenhall Market, un mercado que data del siglo XIV, de estilo victoriano, ubicado en Gracechurch Street, en Londres.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

clear
TOP