EMOTIVOs VIDEO E IMÁGENES DEL FUNERAL DE FELIPE DE EDIMBURGO

0 Shares
0
0
0

La familia real británica se reunió para darle el último adiós al duque de Edimburgo en una sensible e íntima ceremonia.

Por Francisca Vives K. / @franvivesk Fotos IG TheRoyalFamily

17/04/2021

El sol acompañó a la familia real británica la tarde del sábado en la emotiva e intima celebración del funeral del príncipe Felipe de Edimburgo. Una ceremonia que él mismo planeó en vida y que fue realizada en el Castillo de Windsor. Comenzó a las 15 hrs de Inglaterra, tras un minuto de silencio en toda la nación.

Alineados frente al ataúd, cubierto con el estandarte del duque, su gorra naval, y su espada, que le dio el rey Jorge VI,  varios representantes de la Fuerza Naval, los Marines reales, de los Highlanders, el Cuarto Batallón del Real Regimiento de Escocia, y las Fuerzas Aéreas (RAF), seguidos de sus hijos, la princesa Ana, el príncipe Carlos, el príncipe Andrés y el príncipe Eduardo. Junto a ellos, sus nietos, el príncipe Harry, el príncipe William, además de Peter Phillips, el sobrino David Linley, conde de Snowdon y el esposo de Ana, Timothy Laurence.

Todos en procesión de unos 15 minutos desde el castillo, caminaron hacia la capilla de San Jorge antes de comenzar la ceremonia religiosa, con sólo 30 invitados. Allí y cumpliendo las estrictas medidas de seguridad, impuestas por la pandemia de coronavirus, esperaban Zara Tindall, Mike Tindall, la princesa Eugenia, Jack Brooksbank, la princesa Beatriz, Edoardo Mapelli Mozzi, Kate Middleton y Camilla, duquesa de Cornualles.

La reina Isabel II, en tanto, acompañó la caravana en su propio automóvil, un Bentley, junto con una dama de compañía. Esta ha sido una de las primeras veces que la soberana se ubica detrás de su marido en los 73 años que tuvieron de matrimonio. “Después de toda una vida de mantenerse dos pasos detrás de la reina, el duque tiene prioridad por primera y última vez”, dijo el presentador de la BBC Huw Edwards durante la cobertura de la emisora de la procesión desde el castillo hasta la capilla. El vehículo, sin embargo, se detuvo unos instantes delante del féretro durante la pequeña procesión, precedido del sepelio, para que así la Reina pudiera estar junto a su esposo un poco más en este último día. 

Durante toda la atípica ceremonia -con solo 30 invitados, distancia social y sin los miles de británicos acompañando a la familia real británica en uno de sus momentos más tristes- se vio a la soberana de Inglaterra muy emocionada. Vestida completamente de negro, con un abrigo de terciopelo que hacía juego con su sombrero, no se quitó la mascarilla en ningún momento. Lució un collar de perlas de tres vueltas con unos pequeños aros. Y acompañó estas joyas con uno de los broches más lindos de su colección, el broche Richmond, heredado de su abuela, la reina María de Teck y el que ha lucido en varias ocasiones. Una de las más relevantes de los últimos tiempos fue para el matrimonio del príncipe Harry y Meghan Markle, celebrada en la misma capilla donde este sábado ha despedido al duque de Edimburgo.

Mira a continuación un resumen de algunos de los momentos de la ceremonia.

0 Shares
You May Also Like