Teléfono canino: increíble invento que permite a los perros llamar a sus cuidadores

Desde la Universidad de Glasgow manifiestan que la novedosa creación podría ayudar a las mascotas a sobrellevar la ansiedad de separación cuando sus cuidadores regresen al trabajo presencial.

Juan Pablo Valle Castillo / @Jotapezzzz

Suena imposible, pero hoy ya puede ser una realidad. En Escocia han creado un dispositivo que permite a los perros llamar a sus cuidadores a través de una video llamada con tan sólo sacudir una pelota. El invento fue desarrollado por la doctora Ilyena Hirskyj-Douglas, especialista en la interacción entre la tecnología y los animales que cada vez parece ser más común.

El dispositivo es una pelota―normal hasta ahora―pero que dentro de ella posee un acelerómetro que detecta el movimiento y conecta la llamada con el teléfono del cuidador o cuidadora. Desde la Universidad de Glasgow, ubicada en Escocia, manifiestan que el creativo invento podría ayudar a los regalones del hogar a sobrellevar sensaciones estresantes como la soledad o la ansiedad para aquellos momentos en que sus cuidadores regresen en algún momento, con la pandemia más controlada, a sus respectivos trabajos presenciales.

El nuevo prototipo de DogPhone pretende ser pionero en un futuro Internet potencial diseñado para perros.

Ilyena Hirskyj-Douglas, la mente maestra detrás del invento y el labrador de diez años llamado Zack, compartieron alrededor de tres meses juntos desarrollando una serie de estudios en los cuales ubicaron el acelerómetro dentro del juguete favorito de la mascota. Los dos primeros días el can realizó  18 llamadas; la mitad de ellas accidentales y comenzaron a cuestionar la sensibilidad del aparato cuando notaron que el dispositivo generaba llamadas cuando Zack se posaba o tomaba su siesta sobre el juguete.

Uno de los hechos más peculiares se generó cuando el labrador llamaba a sus cuidadores, ellos aparecían en la pantalla y Zack se acercaba a ella con alguno de los juguetes con los que suelen entretenerse, reflejando un deseo o necesidad de interactuar con sus cuidadores. Durante las fases finales de la investigación el can realizó  un promedio de cinco llamadas al día en la última semana.

“No puedo saber con certeza que Zack sea consciente del vínculo causal entre recoger la pelota y hacer una llamada, era claro que algunas veces él estaba definitivamente interesado en lo que estaba observando y que mostraba algunos de los mismos comportamientos que el muestra cuando estamos juntos físicamente”, manifestó Ilyena Hirskyj-Douglas.

Un “teléfono canino” acerca a los animales hacia la tecnología y viceversa, pero que también apoya a cachorros a lidiar con situaciones estresantes y les otorga mayor autonomía para enfrentar aquellos desafíos, mediante una ciencia que aproxima y desarrolla aún más la inteligencia de los regalones de la casa.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

clear
TOP