alimentos Y VIDA SALUDABLe

Luego de ser diagnosticada con cáncer, el estilo de vida de Juanita Lira cambió por completo. Su enfermedad la llevó a descubrir una gran pasión por la alimentación sana. Fue así como creó la Ruta Saludable.

Por: María Catalina Maturana / Fotos: @larutasaludable.cl

Juanita Lira, diseñadora de profesión, a sus 22 años recibió una noticia totalmente inesperada, le diagnosticaron cáncer de mama. En ese momento decidió hacer pequeños cambios en su alimentación para ayudar en la lucha contra su enfermedad. Desafortunadamente dos años después, el cáncer de mama reapareció, pero esta vez se había ramificado a otros órganos. Esto la llevó a tener aún más conciencia sobre su alimentación y decidió seguir un estilo de vida saludable y complementario a la medicina tradicional. 

Comenzó a investigar y creó una cuenta en Instagram llamada “La Ruta Saludable”, que partió como un recetario personal. Con el tiempo comenzó a tener muchos seguidores. “Se fue dando de a poco, marcas y personas me empezaron a llamar para proponerme proyectos. Cuando empezó a tomar vuelo y a tener mucho éxito decidí renunciar a mi trabajo como diseñadora para dedicarme 100% al proyecto”, dice.

En 2018 pasó de ser una cuenta de Instagram habitual a una empresa privada, ofreciendo servicios de catering saludables para eventos. El éxito fue tan grande que después de un año inauguró La Ruta Saludable Atelier, espacio donde se aprende a llevar un estilo de vida saludable a través de talleres, eventos y health coaching, enseñando a mantener la mente positiva y con otra actitud frente a la vida. 

Juanita, que actualmente es health coach, cree firmemente que la alimentación influye en la calidad de vida de las personas. “Es muy importante alimentar tu cuerpo de la mejor manera para que tenga los nutrientes y vitaminas necesarias y así tener más energía. Si uno se alimenta sanamente se nota un cambio. Te sientes bien y activo, el cuerpo responde mejor. Se elimina lo que hace daño”. 

–¿Cómo ha cambiado tu visión de la vida en estos últimos cuatro años?

–Un montón. Claramente ha sido un antes y un después. Te empiezas a ocupar de cosas mucho más importantes, te das cuenta que antes te preocupabas por cosas que eran inútiles y superficiales, ves la vida con otros ojos. En el ámbito de la alimentación y el cuidado del cuerpo también. Siento que el cuerpo de cada uno es un tesoro y que funcione bien depende muchísimo de nosotros. Más del 70% de las enfermedades crónicas son por el estilo de vida y la alimentación. Ahora me interesa cuidar mi cuerpo; en el ámbito del autocuidado he tomado mucha conciencia.

Para mantener una dieta equilibrada, dice, es muy importante eliminar los alimentos procesados y comer los más natural posibles. Además, no recomienda un régimen específico ya que cada cuerpo es único y no todos necesitan los mismos tipos y cantidad de alimentos.  Además, lo complementa con deporte. “Un estilo de vida saludable no es solo la alimentación, también tiene que haber un equilibrio en otros ámbitos, como el descanso, trabajar en algo que te guste, entre otras cosas”.

Llevar una vida saludable la ayuda a poder trabajar, salir con amigos y poder hacer su vida lo más normal posible.

¿Cómo sientes que este nuevo estilo de vida te ha ayudado en tu lucha contra el cáncer?

–Lo más importante es la cabeza y el estado de ánimo. Mantenerse activa y haciendo algo que te gusta para olvidarte del tema. Tu día a día no tiene que girar en torno a una enfermedad.  Alimentarme bien para conseguir esa energía que necesito es clave, porque hoy tengo las energías limitadas. Mi cuerpo recibe tratamientos muy fuertes y no me da para hacer todo lo que me gustaría, entonces tengo que gastar las energías en las cosas que me gustan, hay que priorizar.

¿Tienes metas o planes a futuro?

–Con esta enfermedad he aprendido que es muy importante vivir el hoy. La incertidumbre te puede matar pensando en el futuro. Pensar si voy a poder tener hijos, voy a salir adelante o me voy a mejorar son fantasmas que me pueden terminar ahogando. Ahora prefiero vivir en el presente. Pero si tengo metas para este año nuevo 2020. Son propósitos que me ayudan a disfrutar el camino hacia ellos y no pasa nada si por algún motivo no los puedo alcanzar. Es muy importante disfrutar el camino a las metas. Igual tengo proyectos en mente, como sacar un libro, pero estoy muy tranquila en ese sentido.

clear
TOP